EL ENGAÑO DEL CONTOURING

En los últimos tiempos se ha popularizado enormemente el contouring y cada vez son más las firmas que fabrican packs con correcciones de varios tonos para practicarlo en casa.

Seguro que alguna ha comprado algún pack de estos y al final ha acabado olvidado en un cajón de casa. Si es tu caso, sigue leyendo y sabrás porque…

El contouring es un producto de marketing, nos lo están vendiendo como algo novedoso y como “lo último” en maquillaje intentando crearnos una necesidad que, a lo mejor, no tenemos. Nos hacen creer que quien no lo lleva no va a la moda y están distorsionando el concepto de maquillaje.

Para entender esto hay que empezar hablando de qué es el contouring. Consiste en una técnica que se lleva haciendo en maquillaje desde siempre, solo que ahora lo nombran en inglés. A pesar de que parezca algo nuevo, se trata de lo que llamamos correcciones claras y oscuras. Las correcciones en el rostro sirven para crear volúmenes en las zonas que lo necesitan y se pueden aplicar con diferentes materiales: grasos, polvos… Se aplican en función del rostro, y para ello un maquillador estudia visagismo. Habrá rostros que necesiten correcciones muy sutiles, otros que necesiten un poco más de corrección y otros en los que ponerlas será remarcar más los propios “defectos” del rostro. Además, en cada rostro las correcciones se realizan en sitios diferentes, ya que no hay dos rostros iguales, ni dos narices iguales, ni dos pómulos iguales, y las normas estándares que recomiendan en estos packs no se ajustan a todas las personas.

Saber aplicar la técnica no es tan fácil como aparece en los anuncios. Al igual que hay que saber qué material escoger (graso, polvo…) en función de muchos factores como la luz, el tipo de piel y dónde se vaya a lucir el maquillaje, que solo conoce el maquillador.

¿Qué pasa cuando se vende esta técnica al gran público? Primero que muchas personas no saben aplicarla y se dan cuenta de que no les queda tan bien como en el anuncio (efecto indio), y segundo: no saben si su rostro lo necesita. Por eso mi consejo es que, antes de gastarte el dinero, preguntes a un maquillador profesional que te dirá si lo necesitas, te enseñará a aplicarlo en función de tu rostro y no de un estándar y te aconsejará qué producto te viene bien según las características de tu piel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: