PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LAS EXTENSIONES DE PESTAÑAS

Me estáis haciendo muchas consultas sobre las extensiones de pestañas: que si os han dicho que se caen, que dicen que el pegamento es malo, que cuánto duran, que yo las quiero rizadas y me han dicho que con extensiones no se puede usar rizador… Todas escucháis cosas, algunas son ciertas y otras no, o son ciertas, pero con matices. Voy a intentar resolver estas y otras dudas, porque al ser una técnica novedosa hay mucha desinformación al respecto.

¿Cuánto duran las extensiones de pestañas?

Esta es la pregunta por excelencia. Unos os dicen que duran un mes otros que dos meses… Esto es medio cierto. Porque la realidad es que la duración depende de muchos factores personales, por lo que no se puede generalizar. Para entender esta respuesta hay que conocer la fase de vida del pelo.

Las extensiones de pestañas se pegan encima de tus pestañas naturales, esto quiere decir que cuando tu pestaña se caiga, se caerá la extensión que lleva encima. Lo mismo que ocurre, por ejemplo, si te pones una extensión de cabello y se te parte el pelo.

¿Cuándo se caen mis pestañas?

Aquí viene la clave de la anterior pregunta. Nuestro pelo (pestaña) tiene tres fases de vida y crecimiento: anágena, catágena y telógena. En la fase anágena el pelo nace y crece, son los pelos más cortos que vemos en las pestañas, acaban de nacer y es fácil identificarlos por su escasa longitud. La fase catágena es la fase media donde el pelo ya ha crecido hasta su máxima longitud y está fuerte; y la fase telógena es la de declive, donde el pelo caerá y se renovará por otro nuevo repitiendo el ciclo. Este proceso que va desde la fase anágena a la telógena suele durar, por norma general, unos dos meses (depende de cada persona).

Cuando ponemos extensiones de pestañas se pegan en todas las pestañas que tiene la clienta (o casi todas dependiendo de la densidad que quiera la clienta, luego lo explico), es decir, pegamos extensiones en pelos de fase anágena (cortos) y en pelos de fase catágena y telógena, pero en estos últimos no podemos saber cuáles están en catágena o en telógena, pues en estas dos fases la longitud de la pestaña es la misma y no hay nada que nos indique cuál es el que está en telógena y se va a caer. El pelo no viene con una etiqueta que nos diga: estoy en fase telógena.

Entendiendo esto, comprenderemos perfectamente que las extensiones que se hayan pegado en pestañas en fase telógena serán las primeras en caer. Y cuando sucede muchas os asustáis y pensáis que se os caen porque os las han puesto mal. Ahora sabéis que no tiene nada que ver. ¿Y cuándo caerán? Pues depende del tiempo que lleve ese pelo en fase telógena cuando se pusieron las extensiones. Es decir, si al pelo le quedan 3 días para culminar su fase telógena y caer y te has puesto las extensiones ese día, se te caerá al tercer día, y repito: no tiene nada que ver con que no te las hayan puesto bien.

Por suerte, tenemos muchas pestañas y en una puesta se pegan unas 150 pestañas, así que aunque se te vaya cayendo alguna no importa, pues el resultado se seguirá viendo bien. Y afortunadamente no todos los pelos están siempre en la fase telógena.

¿Se pueden caer porque las cuido mal?

Aquí viene otro punto importante. Por eso he comentado antes que la duración de las extensiones de pestañas depende de muchos factores personales. Cuando te pones unas extensiones, siempre que quien te las ponga sea profesional, te darán ciertas indicaciones por escrito para que sepas cómo cuidar tus extensiones y lo que no debes hacer. Si no las cumples puedes responder tú misma cuándo se te caerán las extensiones.

¿El pegamento es malo?

Esto depende de qué pegamento te pongan. Si estamos hablando de profesionales con ética y seriedad, doy por hecho de que te pondrán el pegamento homologado para este tipo de trabajo, que es el médico o quirúrgico aprobado por la FDA. Con este pegamento no tendrás problema por varias razones: primero porque, a pesar de ser un pegamento aprobado por la FDA, con la técnica que usamos para poner las extensiones de pestañas el pegamento nunca tocará tu piel, ya que se pega la extensión a 2/3 mm de tu párpado, con el fin de evitar el mínimo riesgo de alergias o problemas como la obstrucción del poro que, por otra parte, son muy infrecuentes.

Recuerda que, desafortunadamente, hay muchos sitios con poca ética o ganas de ahorrar material y emplean pegamentos más baratos y no legales, y no siempre es oro todo lo que reluce. Infórmate bien de quién te pone las extensiones.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: